ENTREGA en 48h
con seguimiento de pedido
No hay productos en el carrito.

¿Cómo lograr un cabello sano y fuerte?

Seguramente habrás oído hablar de la técnica del Skin Cycling para el tratamiento facial que consiste en la práctica durante 4 días de una rutina belleza muy sencilla, incidiendo cada día un problema diferente. Pues bien, hoy tiene su réplica para el tratamiento del cabello con la técnica Hair Cycling que consiste en alternar productos en la rutina capilar para lograr unos resultados óptimos con un protocolo definido de ciclos de lavados. Te lo explicamos a continuación.

blank
10.05.23    Palabras de expertos
Escrito por LES EXPERTS IOMA

Hair Cycling ¿de qué estamos hablando?

El Hair Cycling es una nueva tendencia inspirada de prácticas ancestrales en Japón basada en un protocolo de ciclos capilares para mantener sanos el cabello y cuero cabelludo a lo largo del año. Esta técnica que personaliza la rutina capilar se adapta a todos los tipos de cabello. Que tengas el pelo graso o seco, largo o corto, rizado o liso, la técnica Hair Cycling es para ti. Concretamente, se trata de alternar diferentes rutinas capilares cambiando de champú, acondicionador, mascarilla o sérum para atender las necesidades de tu cabello y solventar los problemas capilares según el cambio de estación, edad, medioambiente, etc.

¿Cómo mejorar la salud del cabello y cuero cabelludo?

Al igual que la piel, el cabello es sensible a las variaciones ya sean hormonales, medioambientales (temperaturas, humedad, contaminación, etc.) o debidas a los años que van pasando, a la higiene de vida o incluso a un cambio de corte de pelo. Por ello, que tengas el pelo graso, seco, rizado, liso, teñido, corto o largo….las necesidades de tu pelo son numerosas y muy variables según el calendario y todos los tipos de cabello pueden beneficiarse de esta tendencia.  Es lo que la técnica Hair Cycling nos ayuda a entender a la hora de elegir unos productos específicos – champú, acondicionador, mascarilla, sérum – para adaptar y centrar la rutina capilar a las necesidades específicas de nuestro cabello en un momento determinado.

Para lucir un pelo sano y fuerte, resulta por lo tanto fundamental identificar correctamente lo que necesita tu cabello. Tu peluquero te puede aconsejar. Lo que te toca hacer también es siempre leer atentamente la composición de los productos capilares para asegurarte de que te convienen y que no vayan a engrasarte el pelo o apelmazarlo si lo tienes fino y sin volumen.

Cuando te lavas el pelo, hazlo en dos o tres pasos. El champú, el acondicionador y la mascarilla son productos de tratamiento complementario. Por fin, hay unas buenas prácticas que debes seguir como dejar descansar el cabello y no lavarlo a diario así como darle un buen masaje al cuero cabelludo.

Práctica del Hair Cycling: ¿cómo elegir los tratamientos capilares?

Te aconsejamos probar la técnica Hair Cycling durante varias semanas. Sigue los consejos de nuestros expertos para adaptar la rutina capilar a tus propias necesidades.

1a semana: protocolo détox

Inicia el ciclo lavado centrándote en la detoxificación. Exfolia el cuero cabelludo para eliminar las impurezas, oxigenar las raíces, regular la producción de sebo y estimular el crecimiento del cabello. La gran ventaja de la exfoliación del cuero cabelludo es preparar la piel a absorber de modo óptimo los principios activos de los tratamientos. Para lavar de modo eficaz tu pelo sin dañar la barrera protectora del cuero cabelludo, no te pierdas el Champú de Limpieza Suave: su fórmula combina unos tensioactivos suaves capaces de eliminar hasta un 90% de impurezas y sebo en la primera aplicación.

Para restaurar la fibra capilar después de este primer tratamiento y fortalecer tu cabello, aplica un tratamiento hidratante. Nuestro Acondicionador Fundamental Hidratante, con ácido hialurónico, deja el pelo hidratado, suave y con brillo.

2a semana: reparar en profundidad

El segundo paso del protocolo se dedica a reparar la fibra capilar para limitar la caída del pelo debida a su estado quebradizo. Bien es cierto que los tintes repetidos, el cepillado y el uso de secadores, planchas u otras herramientas de calor perjudican y fragilizan el cabello que se vuelve seco, pajizo y difícil de desenredar. El Champú Hidratante Anti-rotura se ha concebido especialmente para cuidar tu pelo de la raíz a las puntas. Enriquecido con aceite de girasol y ácido hialurónico te deja el cabello más fuerte, menos quebradizo y de aspecto sano.

La Mascarilla en bálsamo Capilar Reparadora, a base de aceite de coco y aceite de argán, es un tratamiento altamente nutritivo que repara las puntas abiertas, ayuda a desenredar el pelo y lucha contra la caída del pelo.

3 a semana: las necesidades específicas

Después del champú, elige un tratamiento adaptado a una de las necesidades específicas de tu cabello. Si le falta volumen, por ejemplo, elige el Acondicionador Voluminizador para mejorar el volumen del cabello sin apelmazarlo y facilitar el peinado.

Si a tu cabello le falta brillo o si tienes frizz, te aconsejamos aplicar después del lavado el Suero Esencia Hidratante. Este tratamiento de textura ligera sin aclarado contiene una mezcla de emolientes nutritivos capaces de domar el cabello rebelde dejándolo suave y sin frizz desde la primera aplicación.

 

Si sueles eligir tus tratamientos capilares según tu tipo de cabello, ya sabes ahora que sus necesidades son muchas más complejas de lo que te pensabas. La técnica Hair Cycling es idónea para adaptar y centrar las necesidades de tu cabello gracias al protocolo de ciclos de lavado a lo largo de varias semanas para mantener sanos el cabello y cuero cabelludo durante todo el año.

También le gustará

Verificado independientemente
2024 reseñas