ENTREGA en 48h
con seguimiento de pedido
No hay productos en el carrito.

Los efectos de la menopausia sobre la piel

La menopausia es un importante periodo de transición para las mujeres que genera numerosos cambios en todo el organismo ya que la piel padece un gran trastorno debido a la disminución de la producción hormonal.

blank
07.09.23    Sin categorizar
Escrito por LES EXPERTS IOMA

La menopausia es un importante periodo de transición para las mujeres que genera numerosos cambios en todo el organismo ya que la piel padece un gran trastorno debido a la disminución de la producción hormonal. En particular, la menopausia provoca deshidratación y flacidez de la piel. Así, la piel madura se vuelve más fina, frágil y menos densa, requiriendo por lo tanto una especial atención y cuidados específicos para mantenerse sana y radiante. Los expertos IOMA te explican cómo la menopausia afecta la piel y descubre nuestra gama de productos específicos para el tratamiento de la piel madura, especialmente elaborados para cuidarla y acompañarla durante y después de dicho periodo de transición.

La menopausia ¿qué es?

La menopausia es un fenómeno natural inevitable que afecta a todas las mujeres en torno a los 50 años por término medio. En esta época de la vida, el envejecimiento de los ovarios genera primero una reducción y luego un cese definitivo de la producción de las hormonas que regulan el ciclo menstrual: estrógenos y progesterona. En realidad, se trata de un proceso largo que puede prolongarse durante varios años. El término “perimenopausia” se refiere a la premenopausia y al año siguiente al cese de la menstruación. Es durante este periodo concreto, de duración variable, cuando aparecen los primeros síntomas de desequilibrio hormonal, como sofocos, aumento de peso o problemas cutáneos y flacidez de la piel. Si la reducción gradual de la producción de estrógenos y progesterona provoca problemas temporales tales como cansancio, palpitaciones o dolores de cabeza, otros cambios en el aspecto, incluidos los efectos visibles en la piel, resultan irreversibles.

¿Cómo la menopausia afecta la piel?

La menopausia marca una transición en la vida de la mujer y provoca notorios trastornos en todo el organismo. Sensible a las variaciones hormonales, la piel se ve sometida a una prueba muy dura durante este periodo, en el que la producción de estrógenos y progesterona va disminuyendo hasta la interrupción total del ciclo ovárico. Ya se sabe que una de estas hormonas se encarga de producir las proteínas clave que mantienen la firmeza de la piel, mientras que la otra segrega sebo. Por lo tanto, cuando la piel es deficitaria se acelera el envejecimiento cutáneo: la renovación celular se hace más lenta, disminuye la producción de colágeno, la barrera cutánea es menos protectora frente a las agresiones externas y a la piel le falta oxígeno… Son numerosas las consecuencias de la menopausia y se notan rápidamente en la piel que se vuelve más seca, menos flexible y menos firme.

¿Cómo cuidar la piel madura?

Piel menos firme, menos densa, más sensible, más seca…Ya lo ves, los cambios cutáneos asociados a la menopausia son profundos e irreversibles. Con todo, ¿cómo puedes responder a las necesidades específicas de la piel menopáusica?

Hidratación y nutrición diaria de la piel

Durante la menopausia, la piel se deshidrata más rápidamente, se vuelve más seca y sensible a las agresiones externas. El aumento de la sequedad es culpable de la aparición de arrugas, líneas de expresión, imperfecciones y rojeces, así como de una tez más apagada, por lo cual resulta muy importante utilizar un tratamiento de día y de noche adaptado a la piel madura. La Crema Rica Revitalizante permite que los activos penetren rápidamente y nutre en profundidad la piel del rostro. Este tratamiento de día y de noche devuelve volumen y redefine los contornos del rostro al darle a la piel más firmeza.

Estimular la renovación celular

La piel menopáusica es una piel que ya no cumple su doble función esencial de barrera contra las agresiones externas y de retención del agua en los tejidos. Por lo cual, resulta imprescindible elegir un tratamiento antiedad capaz de estimular la regeneración celular para activar la producción de colágeno y proteger de modo eficaz la película hidrolipídica que protege la piel. Sublime Oil es un aceite antiedad regenerador repleto de principios activos capaces de estimular la reconstrucción de la dermis para atenuar las arrugas y reforzar la barrera protectora de la piel. La piel, mejor nutrida, se ve más fina, tonificada, lisa y tersa.

Elige texturas agradables

Muchas veces cuesta afrontar los cambios hormonales. Si logras privilegiar las texturas ricas, nutritivas y agradables, harás de tu rutina de belleza un verdadero momento de bienestar en una etapa de la vida en la que cuidarse y mimarse es esencial.

NOVEDAD: La Mascarilla Revitalizante Antiedad tiene una textura de bálsamo sedoso de intensa riqueza. Aplicada en capa gruesa durante 15 minutos, una o dos veces por semana, te brindará un momento ideal y regenerador para tu piel y para ti. Es un tratamiento antiedad completo con 6 beneficios para la piel: hidratación reforzada, firmeza, reducción de las arrugas, tez radiante, regeneración y nutrición. La Mascarilla Revitalizante Antiedad deja la piel revitalizada, más firme y joven de modo visible. Los investigadores de IOMA han seleccionado los mejores activos antiedad de origen natural y derivados de la ciencia para responder a las necesidades específicas de la piel menopáusica.

Consejo Pro:

“Esta mascarilla puede servir de crema de noche: calienta una nuez de la fórmula en la palma de la mano y añade unas gotas de Aceite Sublime antes de aplicarla por todo el rostro con movimientos circulares, estirando la piel facial”.

Aude Morteveille, Responsable International, Formación IOMA

La menopausia es un período de transición importantísimo en la vida de una mujer, que genera grandes trastornos físicos e impacta de modo duradero la naturaleza de la piel. Entender el proceso de la menopausia y los síntomas asociados nos ayuda a cuidarnos lo mejor posible para adaptarnos a estos grandes cambios. Los expertos IOMA aportan respuestas para paliar la creciente necesidad de cuidar no sólo la piel sino también la mente durante esta importante etapa de la vida.

Para beneficiarse de todo el poder de los tratamientos revitalizantes de IOMA, la combinación del Aceite Sublime con la Crema Revitalizante Sublime y la Mascarilla Revitalizante Sublime es el ritual excepcional perfecto para las pieles maduras que carecen de firmeza. Con el apoyo de IOMA París, despreocúpate de los efectos de la menopausia en tu piel. Eres y seguirás siendo guapa, segura de ti misma, feliz y exitosa.

 

También le gustará

Verificado independientemente
1995 reseñas