ENTREGA en 48h
con seguimiento de pedido
No hay productos en el carrito.

Piel grasa: elegir bien su crema matificante

03.03.20    Sin categorizar
Escrito por Expertos de IOMA

Sí, es posible limitar, incluso eliminar las zonas de brillo de las pieles mixtas y grasas. Regular la secreción de sebo, cerrar los poros, unificar la tez: tales son las misiones de la crema matificante. Nuestros consejos para adoptar los gestos de belleza correctos y terminar con las zonas de brillo.

¿Por qué brilla mi piel?

Las pieles mixtas y grasas producen más sebo del que deberían. El sebo es un film lipídico graso natural, destinado a proteger la piel, pero, si se produce demasiada cantidad, se ve, la piel brilla y los poros se obstruyen, favoreciendo las imperfecciones.

¿Qué es una crema matificante?

La crema matificante es un tratamiento específico para la cara, destinado a las pieles mixtas y grasas, que permite regular la producción de sebo y limitar los brillos antiestéticos. Su composición y su textura ligera están adaptadas a las necesidades de las pieles grasas, las cuales, de todas formas, necesitan hidratación. Sus activos generalmente absorbentes y seborreguladores permiten matificar la tez, cerrar los poros dilatados y afinar la textura de la piel.

¿Cómo utilizar mi crema matificante?

Antes de toda aplicación de un tratamiento de día o de noche, es indispensable limpiar su piel. Utilice un desmaquillante suave y termine la limpieza con ayuda de un agua de cuidados o un cuidado tónico adaptado a las necesidades de su piel.
Aplique su crema matificante sobre una piel limpia, preferentemente por la mañana, por toda la cara. En función de las necesidades de su piel y a fin de evitar la desecación, la utilización de la crema matificante puede ser ocasional.
La crema matificante constituye una excelente base de maquillaje, combinada con la aplicación de un polvo matificante.

Los errores que hay que evitar

Si su piel presenta imperfecciones, tales como puntos negros o granos, podría estar tentada de realizar una exfoliación agresiva o, peor aún, ¡retirarlos a mano! Cuando la piel es agredida, principalmente con tratamientos decapantes, reacciona y produce aún más sebo. Para cuidar su piel y prolongar la eficacia de su tratamiento matificante, utilice una vez por semana, un exfoliante suave y una mascarilla purificante adaptados a su tipo de piel.

Crema Reguladora Matificante IOMA

Crema Reguladora Matificante
Enriquecida con activos seborreguladores, antibacterianos y antiinflamatorios, la Crema Reguladora Matificante IOMA matifica, calma y unifica la piel de forma duradera. Su textura ultraligera es absorbida fácilmente para purificar la piel grasa en profundidad y regular el exceso de sebo, responsable de los brillos.

 
 
 
 
 
 
 

También le gustará

Verificado independientemente
2053 reseñas